INFORME DE LA FUNDACIÓN SEGUNDO MONTES EN MOMENTOS DE LA PANDEMIA POR COVID 19

Colectivo de salud de Meanguera

Durante los primeros meses del año 2020, todo se manejaba con normalidad en la ejecución de los proyectos, todo caminaba al ritmo previsto en ejecución y en presupuestaria, dentro de esas actividades se logró realizar la entrega de materiales para construcción de invernaderos, entrega de materiales para sistemas de riego, entrega de materiales para la construcción de galeras, materias primas para la elaboración de insumos orgánicos, pero en el segundo fin de semana de marzo el gobierno giro instrucciones que los mayores de 60 años y mujeres embarazadas ya no podría ir a laborar en ninguna institución, por ello la FSM decidió continuar las actividades con el personal técnico que no estaba dentro de esas restricciones, pero desde la noche de 21 de marzo se suspendieron todas las actividades a nivel nacional que no fueran esenciales como la producción y venta de alimentos, debido a eso Joel Sáenz director de FSM diseño unas cartas que autorizaban a parte del personal para poder movilizarse a nivel de las zonas de trabajo en horarios estipulados para poder dar seguimiento puntuales a algunas actividades que necesitaban acompañamiento en las comunidades como a nivel de oficina.

El haber movido materiales y materias primas en los primeros meses del años nos permitido hasta el momento continuar con buen ritmo lo previsto para este primer semestre del año excepto con algunas actividades que tendrán que retomarse una vez levantada la cuarentena como los es la sala de venta, la construcción de invernaderos y la instalación de reservorios ya que la empresa que se había contratado no pueden continuar con lo previsto.

Actualmente estamos visitando a productores y productoras de forma muy puntual y más que todo comunicándonos vía redes principalmente por Whatsapp monitoreando el seguimiento de las actividades y por ese medio las y los productores que tiene acceso a esa forma de comunicación que son la mayoría nos realizan consultas puntuales al personal técnico y nos envía fotos del avance de sus actividades, por el momento nos sentimos satisfechos que las actividades productivas no se han detenido y a los contagios hasta la fecha no han llegado a Morazán.

Las comunidades han tomado la iniciativa de cerrar sus vías de acceso y solo permitir entrada y salida de sus miembros y personas que tiene permitido trabajar en momentos de cuarentena, se han organizado para turnarse y estar en esos puntos de acceso fumigando y pidiendo las autorizaciones de movilización, también existen horarios de restricción de entrada y salida sin excepción, la FSM se ha sumado en algunas comunidades a autorizarles y proporcionar canopys para que se resguarden las personas que están cuidando las entradas y salidas .

También como FSM se ha apoyado al personal de salud de Meanguera en transporte y combustible para que realicen actividades en pro de disminuir riesgos de proliferación de la enfermedad en la zona.